BODEGA

Saó del Coster trabaja de forma respetuosa en sus fincas Planassos y La Pujada, situadas en el término municipal de Gratallops, en la DOQ Priorat, para expresar con sus vinos una visión del Priorat elegante y honesta.

La fuerza del terroir se percibe en los vinos Pim Pam Poom, S, Terram, Planassos y La Pujada, en los que se imponen variedades autóctonas como la garnacha y la cariñena, algunas de más de 60 años.

Desde 2010, Saó del Coster ha puesto en marcha el proyecto en la DO Rías Baixas, donde elabora el “X de Saó”, un 100% albariño. Mediante el proyecto en Galicia, Saó del Coster puede ofrecer un vino blanco de calidad a sus clientes y hacerlo en una de las DO más reconocidas del panorama nacional e internacional.

El equipo profesional de Saó del Coster trabaja de forma artesanal y aplicando la filosofía de la mínima intervención tanto en la agricultura como en la bodega, respetando los ciclos de la naturaleza, realizando tratamientos biodinámicos en sus fincas, labrando con animales y siguiendo el calendario lunar para todas las labores en el viñedo y en la bodega. Es una apuesta por recuperar una forma de trabajar que ya casi no existe con la que se logra elaborar vinos profundos y de gran personalidad que ofrecen placer a quien los bebe.